ACERCA DE

Durante las elecciones presidenciales de 2016, las comunidades de color se vieron afectadas por la retórica utilizada por el número 45. Como hija de inmigrantes mexicanos, Andrea Duarte-Alonso sabía que las palabras de # 45 eran crueles y falsas.

En noviembre de 2016, Andrea solicitó la Beca Jay & Rose Phillips, que apoya el desarrollo y la implementación de un proyecto de servicio diseñado por sí mismo para abordar las necesidades insatisfechas en las comunidades de Minnesota. Presentó un proyecto que usa historias para elevar las voces de aquellos que no se escuchan en su comunidad de Worthington.

Las ciudades pequeñas no lo ponen fácil cuando se trata de política progresista. Aún así, cuando existen poblaciones vulnerables en lugares como áreas no metropolitanas, es importante comenzar a cambiar la narrativa y dejar que el resto del mundo sepa cómo son los pueblos pequeños de Estados Unidos.

A través de la narración y formas no tradicionales de métodos cualitativos, el proyecto espera informar las historias reales de lo que es ser una persona de color en las zonas rurales de Estados Unidos.

MUCHAS GRACIAS

A la Fundación Jay y Rose Phillips por seleccionar este proyecto y permitir que se convierta en una realidad;

A la comunidad de St. Mary por hacer accesible su espacio;  

A JBS (planta procesadora de carne de cerdo) por brindar la oportunidad de tener una charla sobre los derechos de los inmigrantes y reclutar narradores;

A los voluntarios que se tomaron el tiempo de sus días para ayudar a transcribir audios;

A los narradores porque sin ellos no habría historias para compartir.